Atrás

Inicio / Mercados e Inversiones / Bolsa de Shanghai, ¿la burbuja de la reputación?

3.215

Bolsa de Shanghai, ¿la burbuja de la reputación?

Andrés Vicencio, Gerente Estrategia.

¿Es extraño que un mercado emergente de renta variable caiga 8,5% en un día? Probablemente es algo que no se vea a menudo, pero tampoco es algo que ocurrirá una sola vez en la vida. Saltan las alarmas, reaparecen los pitonisos y comienzan a circular por la prensa una serie de vaticinios apocalípticos al respecto. Pero, ¿por qué debería preocuparnos una caída en un mercado como este? “Es obvio”, dirán algunos, “¡se supone que se tomaron las medidas para que no cayera!”


Si hay algo que se enseña en los cursos de economía más elemental es que las intervenciones en los mercados (alteración de precios) tiene “costos o ineficiencias”. Por muy loables que sean los motivos para tratar de mantener el precio de un bien/activo, el sólo hecho de generar esa fricción ya provoca incertidumbre respecto a cuál es el “verdadero precio” y, por tanto, tensión en ese mercado. El mercado accionario chino local (Shanghai, CSI 300) no escapa a ello.


El lunes de la última semana de julio ese mercado cayó 8,6% (en moneda local). Luego de haber subido un 51% durante 2015 hasta mediados de junio, cayó 28% en casi un mes, algo que podemos ver en el gráfico 1. Hoy acumula una rentabilidad en el año cercana al 8%. Luego de tan abrupta caída surgen muchas dudas. Las inmediatas son: ¿era o no una burbuja?, ¿nos vamos a caja?, ¿se viene una crisis financiera en mercados emergentes?. No hay que desconocer que gran parte de este temor son las lecciones que nos dejó la crisis de 2008, algo así como una premisa grabada en el inconsciente colectivo: “toda burbuja termina en crisis”. Y por eso estos años cada precio que parece crecer rápido lo tildamos de burbuja y no dormimos, pensando que reventará y no nos habremos “salido a tiempo”.


Algo de ese nerviosismo hemos vivido en mercados emergentes en las últimas semanas: caídas en las bolsas, fortalecimiento del dólar, aumento de los spread en renta fija, caídas en los precios de los commodities, etc. Pero, ¿es realmente preocupante lo que pasa en el mercado accionario chino para las inversiones internacionales? La respuesta, objetivamente, pareciera ser que no. Por varias razones:

1) La bolsa china es pequeña. El gráfico 2 muestra la capitalización bursátil del mercado accionario como porcentaje del producto interno bruto para algunos países desarrollados y emergentes, y lo compara con China (Shanghai, CSI 300). Hay claras diferencias entre China y el resto. Este ratio también es entendido en la literatura financiera como una medida de profundidad de mercado, motivo por el cual cuando en 2008 cayó el índice S&P500 (y todas las otras bolsas por el contagio) producto de la crisis financiera, se “destruyó” un altísimo porcentaje de la economía norteamericana y muchos inversionistas se vieron involucrados. La bolsa china no es espejo de toda la actividad económica de China ni mucho menos cuenta con la profundidad suficiente como algunos mercados desarrollados.

 

2) El porcentaje del mercado accionario de Shanghai que está en manos de los extranjeros es pequeño. El gráfico 3 muestra que los extranjeros sólo tienen un 5%, aproximadamente, de la bolsa local china, algo que no es comparable con otros mercados, incluso algunos emergentes. En otras palabras, esto limita ese efecto contagio con el resto de los inversionistas internacionales.


3) La bolsa como instrumento de “ahorro” dentro de los activos disponibles para la riqueza de los hogares (personas) en China es acotada. Nótese que los depósitos bancarios son los que más dominan dentro de la oferta de instrumentos disponibles. De hecho, una de las reformas que queda con una gran interrogante es, precisamente, la apertura de la bolsa local a los extranjeros.


A la luz de lo anterior, nos sigue rondando la idea de dilucidar por qué si este mercado es tan “insignificante” desde el punto de vista de profundidad e interrelación, se ha armado todo este alboroto. Hay varias respuestas, pero en nuestra opinión, escapa de las variables tradicionales, y se traslada al mundo de lo reputacional. Claramente aquí hubo promesas no cumplidas de parte de las autoridades chinas y, aunque tengan la capacidad de manejar su economía a discreción, es ese incumplimiento el que golpea la confianza de los inversionistas extranjeros y finalmente provoca el pánico y el contagio. Lamentablemente, en este escenario, las dudas también se trasladan hacia lo económico; algo que hasta ahora no se había afectado del todo. Hoy parece válido dudar si China podrá seguir creciendo entre un 6,5% y un 7,0% como estaba contemplado, o finalmente “sincerarán sus cifras”.


La incertidumbre no está en la capacidad de las autoridades de hacer y deshacer en su economía. La duda del mercado está en si serán capaces (o tendrán la voluntad) de ir hacia donde dijeron, porque parece que tanta apertura ha complicado la dirección de las políticas que había delineado el gobierno. Es esa reputación la que se ha quebrado.

Comentarios

Aún no hay comentarios

Deje su comentario

Todos los campos son obligatorios.

Enviar

También le pueden interesar


Bolsa de Shanghai, ¿la burbuja de la reputación?

CNN Chile: Leonardo Suárez y acuerdo del FMI con Argentina

VIDEO | Leonardo Suárez, director de Estudios de LarrainVial, analiza la entrega de USD 57.100 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) al...

Bolsa de Shanghai, ¿la burbuja de la reputación?

Rusia, mucho más que el próximo país sede del Mundial de fútbol

En lo que va del año, claramente los ganadores en rentabilidad han sido los Mercados Emergentes. Esto, producto del cambio de expectativas en...

Bolsa de Shanghai, ¿la burbuja de la reputación?

¿Recorte adicional de la tasa de política monetaria?

Durante julio conocimos la inflación de junio, la cual sorprendió a la baja con un registro de -0,4%. Esta cifra se ubicó bajo las encuestas de...


Inscríbete para recibir novedades de nuestro blog

El material y análisis contenido en este blog es entregado únicamente con fines informativos y no debe ser considerado como recomendación de inversión. Toda la información presentada en este medio, al menos que se indique específicamente lo contrario, es propiedad de LarrainVial.

Avenida El Bosque Norte 0177, piso 1, Las Condes, Santiago, Chile.
Teléfono: +562 2339 8500Teléfono: +562 2339 8500

Todos los Derechos Reservados ©Copyright 2019

subir

Newsletter

Inscríbete para recibir novedades de nuestro blog